Saber Anter de Contratar a un Abogado

Viernes, 20 Junio   

Usted debe entrevistar a un abogado antes de contratarlo. De hecho, es buena idea hablar por lo menos con dos abogados antes de decidirse por uno. Los abogados a menudo consultan con sus clientes potenciales sin costo alguno.Pregunte sobre esto cuando llame a pedir una cita. Una vez el abogado haya decido tomar su caso, éste pudiera exigir una parte significativa del costo por anticipado.

Sin embargo, muchos abogados ofrecen un plan de pagos. Sea cauteloso con cualquier abogado que no sea directo con usted acerca de sus honorarios. El abogado debe de explicar los costos que le piensa cobrar. Es buena idea obtener esto por escrito. Esto pudiera ser un contrato por escrito o una carta de su abogado planteando el acuerdo sobre los costos. Estudie cuidadosamente cualquier acuerdo que un abogado le pida firmar.

El abogado pudiera cobrar una cuota por sus servicios antes del juicio y otra si el caso llega a irse al tribunal. Pudiera haber costos adicionales si el abogado necesita contratar a un investigador, copiar récords, o someter mociones antes del juicio. Ningún abogado puede garantizar un resultado positivo en su caso. Hay demasiadas cosas que pueden suceder que están fuera del control del abogado. Además no es una práctica ética de los abogados el garantizar un resultado en particular. El abogado de su ser querido, sin embargo, debe explicarle todos los resultados posibles del caso y darle su mejor opinión de lo que pudiera suceder. Es bueno que su abogado tenga experiencia en los tribunales locales. El abogado debe además tener experiencia representando a personas acusadas de infracciones similares. Algunos abogados se especializan en ciertos tipos de infracciones.

Un abogado que es “certificado” por la Junta de Especialización Legal de Texas (Texas Board of Legal Specialization), tiene experiencia y conocimiento en una área particular de la ley, por ejemplo en ley criminal. Lo que no existe es una especialización en ley de la salud mental otorgada por la Barra de Especialización Legal de Texas. Es una lástima, pero son pocos los abogados que tienen conocimiento o experiencia trabajando con personas que tienen alguna enfermedad mental. Usted debe de preguntar acerca de la experiencia y el entrenamiento de su abogado.