Por matar a un perro va a la Carcel

Jueves, 7 Agosto   

SAN JOSE, COSTA RICA - Un juzgado condenó a un sacerdote costarricense a 30 días de cárcel, conmutables por multa, por la muerte de una perra callejera a la que mandó matar alegando que molestaba a los fieles en misa, informaron fuentes judiciales este miércoles.No estaba enfermo

La pena de cárcel se hará efectiva si en los 15 días posteriores a la fecha en que la sentencia quede en firme el sacerdote, Carlos Artavia, no paga una multa de 30 mil colones (63 dólares), según la sentencia emitida por el juzgado contravencional del II circuito judicial de San José.

Al cura, de la parroquia de Tibás, periferia norte de San José, se le condenó por haber mandado matar en enero a “Camila”, una inofensiva perra callejera muy querida por los vecinos, que la veían diariamente en misa y en los entierros, a los que no faltaba, según los defensores de los animales que hicieron la denuncia.

Artavia, que escuchó tranquilo la sentencia en el juzgado luego de cuatro años de debate, se le impuso la condena máxima en este tipo de faltas, según el código penal, y además se le condenó a pagar las costas del juicio.

El juez fundamentó el fallo aduciendo que el sacerdote mandó dar muerte al animal sin mediar necesidad para ello, pues los argumentos de los testigos presentes en el juicio dejaron claro que la perra no presentaba enfermedad ni peligro, y nunca había atacado a personas.