Nunca lo Hagas si Eres Inmigrante

Viernes, 13 Junio   
  • Nunca ignore correspondencia que le envié el servicio de inmigración. Muéstresela y pida consejo a su abogado, o consulte con una agencia comunitaria que le aconseje.

  • No deje que agentes de inmigración o de cualquier otra fuerza de policía entren en su domicilio sin una orden judicial de arresto, o de registro. Una orden judicial (”warrant” en ingles) es un documento escrito, firmado por un juez, que permite el arresto de determinadas personas, o el registro de un lugar determinado. Pida a la(s) persona(s) mencionadas en la orden de arresto que salgan de la casa y se entreguen a los agentes, pero no autorice que ellos entren en la casa. Si , pueden interrogar a cualquiera que este dentro y registrar para encontrar documentos que prueben que usted esta en este país ilegalmente. Si la(s) persona(s) que buscan no esta(n) en su casa, y los agentes no tienen orden de registro, puede pedir a los agentes que se vayan. Si abre la puerta sin un acuerdo previo de que no entren los agentes de la ley, esto puede ser considerado como que Ud. da consentimiento a que entren. Hable con ellos a través de una puerta o ventana cerrada.
  • No ofrezca resistencia física ninguna a agentes de la ley si le arrestan, o entran en su casa, aunque no tengan orden judicial.
  • Nunca lleve encima o enseñe documentación falsa. No de un nombre falso o mienta en nada a un agente de la ley ya que ser acusado de un acto criminal.
  • No firme ningún documento que no entienda bien sin consultar a su abogado. Puede que le pidan que firme una “Petición para orden de Expulsión Estipulada y Renuncia de Audiencia” lo que facilitaría su deportación sin una audiencia judicial. No deje intimidar por amenazas de larga estancia en la cárcel, o alta fianza. Si no tiene una orden de deportación previa, tiene derecho a una audiencia con un juez para pedir ser puesto en libertad, con o sin fianza, y buscar un abogado que le represente Si usted ya había recibido una orden de deportación con anterioridad, ya no tendría derecho a una audiencia. Sin embargo, si considera que sus circunstancias lo merecen, puede pedir tiempo para buscar a un abogado que solicite parar la deportación. Los agentes de inmigración no tienen ninguna obligación de informarle de sus derechos.