La Etica de un Arbitro

Lunes, 9 Junio   

La postura de un árbitro con respecto a un cierto asunto constituye una posible fuente de conflicto que no siempre salta a simple vista. Si por ejemplo el árbitro es abogado, puede tener ideas firmes con respecto a un punto cualquiera de la disputa. Un árbitro al que se le pide que desempeñe funciones en un panel tiene la obligación de revelar esa información al Director de arbitraje (el Director) a fin de que tal información pueda ser transmitida a las partes, o bien puede decidir no aceptar la designación.

Lo más conveniente es evitar los contactos sociales con las partes, salvo cuando tales contactos se produzcan en grupos numerosos (por ejemplo durante una cena del Colegio de Abogados, etc.). En última instancia, los árbitros deben tomar conciencia de que están decidiendo cuestiones de suma importancia para las partes involucradas. Todas las partes deben sentir, en la medida de lo posible, que se ha laudado de manera ecuánime.