El Fin del Derecho

Martes, 29 Julio   

La idea de hombre aislado y ajeno a toda relación con los demás está en el plano ontológico en contradicción con la propia naturaleza humana. El hombre necesita a los demás tanto para la realización de sus propios fines biológicos como para la consecución de sus exigencias económicas, intelectuales, éticas y espirituales.

Y siendo la convivencia esencial para la naturaleza humana, da lugar a una incesante gama de actividades que irremediablemente se interfieren, entrecruzan y, a veces, chocan. El Derecho se propone precisamente ordenar las complejas actividades humanas antes y después de manifestarse en estado de antagonismo y lucha.

Su fin es conseguir la convivencia, el bienestar y, por tanto, la paz social, de todos los individuos que integran la comunidad.


Tags: ,