El Contrato con su Abogado

Viernes, 13 Junio   

Muchos estados requieren que los abogados proporcionen a los clientes contratos por escrito, a menos que el cliente renuncie a ese derecho. No renuncie a su derecho. Llévese a casa el contrato propuesto y léalo cuidadosamente para estar seguro de que todo lo que contiene es lo que se le dijo a usted en la entrevista. Sea particularmente cuidadoso en cuanto a los gastos. ¿Exactamente qué será cobrado y cuándo? Si el caso es cobrado en una base de contingencia, ¿son los gastos descontados antes o después de que el abogado recibe su porcentaje?

Discuta con su abogado cualquier cosa en el contrato que sea difícil de entender para usted. Por ejemplo, si una responsiva se requiere y usted tiene menos dinero ahora de lo que tendrá en un par de meses, pregunte si el pago de la responsiva (retainer) puede ser diferido. Si usted está preocupado por cuotas excesivas, pregunte si un límite tope puede ser colocado sobre las cuotas. Pida que le facturen mensualmente al principio, al final o a la mitad del mes, dependiendo de su situación económica.

Esté seguro de que el contrato especifique su responsabilidad financiera si usted decide retirar su caso o darlo a otro abogado. Si el abogado le pide firmar un contrato que es “regular” y usted quiere que se incluyan elementos o cosas que fueron discutidas durante su entrevista pero no definidas en el contrato, pida que sean incluidas. Recuerde, usted está contratando a esta persona para que trabaje para usted, no al revés. El contrato es un documento legalmente obligatorio, así que asegúrese de que contiene los detalles exactamente como usted los entiende.