Divorcio un Motivo para Festejar

Viernes, 6 Junio   

En Estados Unidos, los divorcios y las separaciones, poco a poco, se están convirtiendo en motivo de festejo, con fiesta, lista de regalos y protocolos sociales incluidos. El divorcio, que alguna vez fue causa de vergüenza, está pasando a ser un peculiar rito de iniciación, tan común que cada vez hay más gente que quiere celebrar la ocasión rodeado de amigos y en público.

Los expertos ven una combinación de factores en juego, entre ellos la creciente aceptación del divorcio y la necesidad de la sociedad de instaurar rituales para marcar las etapas importantes de la vida. “Hace cincuenta años, el divorcio era casi algo prohibido”, dice David Popenoe, director del Proyecto Nacional del Matrimonio, un proyecto de investigación interdisciplinaria de la Rutgers University de Estados Unidos. “Hoy un divorciado no es visto como un ser marginado; al contrario, se le demuestra compasión y, a veces, hasta es merecedor de una felicitación”.