Como Tener una Orden de Restriccion

Viernes, 20 Junio   

No he sabido de nadie que lo haya hecho, pero con mucha suerte puedes conseguir una orden de restricción contra tu vecino, y prohibirle legalmente que deje ladrar a su perro. Es ilegal violar una orden de la corte, lo que significa que si logras hacer que el juez ordene la prohibición, tu vecino será arrestado si deja que su perro ladre.

Es muy posible que tu oficina local te ofrezca algún lugar donde la gente que busca órdenes de restricción puede conseguir ayuda con empleados de la corte para llenar los papeles. No vas a aparecer frente al juez de inmediato, el juez va a tomar su decisión basándose en los papeles y lo que escuche de tu caso por medio del empleado que los maneje. No es necesario que uses ese servicio, puedes llenar los papeles tú mismo y enviarlos para ser considerados, pero es muy posible que te den la orden si antes le das una impresión favorable a alguna de la gente que maneja el show.

Si después de revisar tus papeles, el juez piensa que tu argumento tiene sentido, en un día o dos te van a dar una orden temporal que tiene efecto hasta el día de tu audición, la cual será en más o menos tres semanas. Ambos tú y el dueño del perro serán requeridos para aparecer y comentar sus casos. Asegúrate de llevar pruebas, videos, grabaciones de los ladridos, y unos cuantos testigos. Si el juez te da la razón la orden temporal será extendida hasta ser permanente, por hasta 3 años.

Puedes maximizar tus oportunidades de obtener una orden si presentas una petición muy lógica y racional, por ejemplo:

  • Si trabajas en casa y tu vida depende de tener un ambiente tranquilo.
  • La disrupción del sueño de tu familia y el tuyo están impactando la salud de todos o su habilidad de funcionar para ganarse el pan. (Una carta de tu doctor o cualquier otra documentación relevante puede ayudar a tu caso).
  • Tú o alguien en tu familia padece dolores de cabeza severos, migrañas, presión alta o algún problema de salud que se convierte en insufrible debido a los ruidos. (Si haces este argumento en la corte asegúrate de enfatizar que aunque el efecto del ruido es particularmente severo para ti, los ladridos a tan alta frecuencia e intensidad no pueden ser sufridos por nadie. No des pie para que argumenten que el problema no son los ladridos del perro sino tu sensibilidad tan especial).

Conseguir una orden de restricción te puede llegar a costar algo cerca de doscientos dólares, pero puedes conseguirlo gratis o un descuento si sufres de una situación financiera precaria. No necesitas un abogado, puedes manejar las cosas tu mismo. Pero recuerda que las cosas pueden ser diferentes en tu jurisdicción así que llama a Gobernación o al sistema judicial para que te den los detalles.